Una tienda de Ropa en Internet

El Internet se ha convertido en una de las principales formas de contactar hoy en día a personas de nuestro círculos social, amigos e incluso personas que hasta el momento se tenían cómo desconocidos y que en los próximos momentos, podrán ser parte importante de nuestros negocios.

Este ambiente se ha convertido en el clima ideal para la consecución de un negocio debido a que permite obtener potenciales y nuevos clientes cada día para nuestra empresa. Este ideal de contactar a través del Internet, ha sido ampliamente adoptado por tiendas de ropa, las cuales con el crecimiento del comercio electrónico y sus herramientas, tales cómo los portales de venta y anuncios, han tenido un crecimiento vertiginoso y que hoy en día repunta cómo un sector que cada vez se hace más adepto al Internet cómo un medio de comunicación empresarial.

También con el crecimiento del uso de las redes sociales, las tiendas están tomando presencia en estos medios para sacar provecho de la permanencia de muchos usuarios en la red y de la capacidad de gestionar una lista de contactos, que estas plataformas tienen.

En una red social, se pueden encontrar anuncios con fotos de vestidos, zapatos, bolsos y hasta ropa íntima, la cual es mostrada a través de fotografías, al estilo de catálogos de venta con la descripción previa del producto y la disponibilidad de precios y forma de compra.

La permanencia del usuario y la constante utilización de la red, le permitirá al vendedor exhibir sus productos cada vez que el usuario actualice la información de su muro social, el mismo dispondrá de la capacidad de mostrar publicaciones de contactos, por lo que la tienda deberá tener entre su lista de contactos o seguidores, a las personas que deseen llegar sus ventas.

Este factor, permite tener noción del impacto que puede tener la distribución de un producto, ya que las redes sociales permiten gestionar los contactos, por intereses, factores sociales, estado civil, edad y sexo, lo cual permite medir el nivel de interés que tiene un usuario en cuanto a un producto. Es decir, si nuestra tienda vende perfumes, podrá ser sencillo exhibir los perfumes de mujeres al público específico y según un rango de edad e intereses sociales, se puede determinar si el usuario tendrá mayor probabilidad de hacer solicitud de compra de los perfumes exhibidos.

De esta forma, el Internet está abriendo fronteras a las tiendas y empresas de mediana a grandes proporciones, y las tiendas pequeñas, le está permitiendo entrar en los puntos más competitivos del mercado, generando muy buenos ingresos cómo resultado y permitiéndoles participar en mercados, dónde sólo las grandes compañías tenían la capacidad de entrar.

Anuncios